4 comentarios


Tengo tiempo para olvidarte, y sin embargo, no puedo,
y mientras se acaba el tiempo y creo que te he olvidado.
Comienzo a recordarte como a un amor nuevo,
que imagina en el futuro secuencias del pasado.

Sé que se duermen mis manos soñando tu piel,
y se estremecen mis labios imaginando tu boca.
Sé que mi cuerpo te llama una y otra vez,
y que en silencio mi alma en ocasiones te toca.

Fueron tantos días y tantas noches extrañándote
que nos faltó tiempo para darnos a entender.
Los mejores momentos de mi vida los pasé amándote,
y que me amaras, fue el mejor regalo que pudiera poseer.

A veces imagino escenas sin sentido que ya no tienen cabida,
y me gusta pensar que tenemos algo, pequeño pero nuestro.
Hoy día el sentido perfecto de mi vida,
es soñarte, pensarte, quererte, y guardármelo dentro.

Gritaría mil veces –te amo- pero es imposible,
y en un silencio vivo quisiera besarte.
Es ponerse a caminar por un pasaje invisible
donde ni la realidad ni el sueño llevan a ninguna parte.

Tengo tiempo para olvidarte, y sin embargo, no quiero;
el tiempo se acabó como siempre, indiferente.
Comienzo a recordarte y si te olvido me muero,
y me muero por soñarte, y me muero por tenerte.

1 comentarios

Recuerdo de otra noche, quizá la misma


Se cerró la puerta
Y se abrió la imaginación.


Las ropas cayeron al suelo,
Los cuerpos sobre el colchón.


Antes de eso algunos besos,
En el baño, en el salón.


No importaba nada más,
La noche era toda nuestra.


Tú ese maestro tan niño,
Yo esa niña tan maestra.


Las manos iban despacio,
Avivándose al instante.


Adulando cada espacio
De nuestra piel embriagante.


Tú agarraste mi cintura,
Yo jugaba con tu pelo.


Necesidad o capricho
De poder tocar el cielo.


No miramos el reloj,
No importaba, no había prisa.


Solo estábamos los dos,
Tu mirada y mi sonrisa.


Entre suspiros descontrolados,
Sábanas empapadas,
Cuerpos acalorados…


Entre tantas cosas
Que no fueron en balde,


Vámonos a dormir,
Que entre tanto vivir
Se nos ha hecho tarde.

0 comentarios

Recuerdo de un momento de amor

Este abrazo, amor, teje en mi cuerpo,
Tu alma desnuda como árido acantilado;
Arena de mi mar, donde rompen las olas
En un beso lento y acompasado.
Estréchame más fuerte,
Que no somos uno todavía;
Y entre tú y yo estará presente,
Como un solo ser tu alma y la mía.
Abrazo embriagador que nos delata,
Que nos hace cómplices indestructibles.
Y en el un beso torturador, que no mata,
Y nos traslada a paraderos invisibles.
Con ese abrazo quisiera vivir, mi vida,
Con ese abrazo tan niño y tan maestro,
Con ese abrazo de llegada y de partida
Siempre mío, siempre tuyo, siempre nuestro.

0 comentarios

La noche se atestó de memorias,
La luna resplandecía como entonces.
El aire y las calles, las únicas voces.
¡Me gusta recordar nuestras historias!

Qué cuenta trae si somos o fuimos,
Si seremos o dejaremos de ser.
Solo dictaba el alma lo que hicimos
Sin plan por si mañana nos volvíamos a ver.

No tenía mucho para darte,
¿Y tú?.. ¡Qué mas da! lo dimos todo.
Fui niña, mujer, esposa y amante;
Como tú. No podía ser de otro modo.

Pudimos imaginar y verlo,
dejamos enredado aquel sabor.
No se si quiero saberlo, pero
¿Fue solo mi sueño o fue el sueño de los dos?

0 comentarios

video